Me gusta hacer el amor sintiendo que no me hacen el sexo.

Hacer el amor con una mujer y dormir con una mujer son dos pasiones no sólo distintas sino casi contradictorias. El amor no se manifiesta en el deseo de acostarse con alguien (este deseo se produce en relación con una cantidad innumerable de mujeres), sino en el deseo de dormir junto a alguien (este deseo se produce en relación con una única mujer).”Me gusta hacer el amor sintiendo que no me hacen el sexo. Solo tenemos sexo buscando nuestro propio placer. Cuando hacemos el amor queremos que el placer dure lo máximo posible, acto de sensualidad más que de sexualidad.

Me gusta hacer el amor sintiendo que no me hacen el sexo.



.

SHARE

Google+ Followers