Nunca es tarde para intentar aquello que en verdad deseas.

Ella quería derribar muros, soñar con lo imposible, 
lo que estaba fuera del alcance de los demás, lo que otros no ven. 
Quería ver el mundo con los ojos que ven por primera vez el sol. 
Con los ojos que descubren la fugacidad de la vida. 
Donde la libertad se logra a través del pensamiento, de la imaginación.
 Donde no hay límites, no hay fronteras y el miedo es algo lejano. 
Los errores son solo manchas, la historia puede ser reescrita
 y el destino deplorable puede cambiarse para pasar a ser un
 vivieron felices para siempre.
Los caminos son muchos y encontrará dificultades pero ella sabe
 que nunca es tarde para intentar aquello que en verdad deseas.


SHARE

Google+ Followers