El amor es misterio.

Porque el amor no tiene explicación, no la necesita. El amor es misterio. Si no, no es amor. Podré detectar una serie de síntomas: Las mariposas en el estómago, la emoción, la atracción, la hipnosis, el deseo, el arrebato…. lo que cada uno tenga como señales de alarma que convenzan a la razón de que estás enamorado.
Pero el amor no es una suma de síntomas. Me hace sentir bien y me hace sentir mal. El amor no admite dudas. El amor es certeza pura. No lo vi venir. Llegó a traición, cuando menos me la esperaba.
Suena a tópico, pero es verdad. Ya desde el principio sentía algo raro, diferente, nuevo.
Después se volvió en algo profundo, con vocación de infinito. Solo sé que algunos pueden hacerme cosquillas en el alma pero pocos son las que consiguen transformarla. Y lo hizo. Se metió dentro para enseñarme el mundo desde otro punto de vista y para iluminar rincones de mi misma. Es ese reflejo del espejo que llega más vivo que nunca, ese que te descubre y llega para quedarse, para grabarse en tu memoria.

El amor es misterio.

SHARE

Google+ Followers