Por fin se fue el invierno.


Hoy ha salido el sol, no como de costumbre,
 y es que hay días que se me olvida despertar. 
Pero hoy...Hoy lo veo todo diferente,
 abro las ventanas para sentir esta hermosa energía, 
para respirar uno de los pocos días soleados de este duro y frío tiempo.
 Parece que las nubes se han ido en busca de otros aires,
 a encapotar otros cielos y otras expectativas en otros hogares. 
Se cansaron de no dejarme disfrutar el cielo tan inmenso 
que une mis sueños con el horizonte para que un día pueda encontrarme con ellos.
 Hoy me toca a mi, despertarme de un letargo, salir a dominar el mundo.

SHARE

Google+ Followers