La esperanza de que algún día vuelvas.


En silencio te extraño como no he extrañado a nadie, cierro los ojos y mi mano recorre tu rostro, el contorno de tus ojos, la línea de tus labios y me pierdo en mi respiración alterada por la sensación de saber que aun te amo, y dejo a un costado la tristeza de no tenerte conmigo, para darle paso a la esperanza de que algún día vuelvas. Definitivamente hoy es otro día de aquellos en los que no importa cuánto tiempo pase, ni cuán lejos estés…... pienso en ti y aun suspiro.

La esperanza de que algún día vuelvas.


SHARE

Google+ Followers