Lo único que no supe ver fue el brillo del rocío en la hierba a la puerta de mi casa.

Durante muchos años
sin reparar en gastos
he recorrido muchos países,
he visto las montañas más altas
y los océanos.

Lo único que no supe ver
fue el brillo del rocío
en la hierba a la puerta de mi casa.
                                                             Rabindranath Tagore
http://misgarabatosdehoy.blogspot.com/

SHARE

Google+ Followers