Mi corazón dejo de latir.

He dejado al tiempo pasar por mi cuerpo, lo he dejado llenarme de recuerdos, lo he dejado cubrirme de aquella brisa que cura... Pero cada día cuesta mas no pensarte, cuesta mas no sentir tu olor, cuesta el no tener esa piel que me hacia feliz... He dejado de ser, he dejado de estar, he dejado la pasión y el amor a un lado pero mi esencia no permite que tu recuerdo se aleje. Cada vez que te siento cerca, cada vez que tu voz me recuerda cuanto te amo, cada vez que tu risa me saca de aquel espacio indeterminado de tiempo que había creado para bloquear el dolor y bloquear este amor, este amor que duele, este amor a ratos quema, que me hizo feliz pero que desapareció en un abrir y cerrar de ojos... Cada vez que tu presencia se apodera de mi cuerpo y vuelve hacerme vibrar en las noches, es ahí donde comprendo que aun no puedo dejarte ir, que aun no quiero dejarte ir, que mis anhelos de ser feliz son mas fuertes que mi dignidad o que mi fuerza de voluntad. La ultima vez que hable con mi corazón estaba muy enfermo, llorando me pidió que le dijera a mi cerebro que ya no mas, que diera la orden inmediata de olvidar... Mi corazón dejo de latir ese día, se convirtió en un trocito de dolor, duro y sin sensibilidad, y fue solo hoy que emprendí que algo lo estaba despertando, algo que no es lo que él espera, pero yo, al igual que Ella, me aferro de cualquier muestra de cariño, de cualquiera que me ofrece una caricia, un poco de amor, y con eso quiero llenar el vacío que me dejaste, ese frío, ese dolor... El cuerpo me duele, el recuerdo de tus caricias hace daño, tus labios queman en mi piel, en mis labios, en mi sexo, en mi alma... Quema la sensación de vacío, duele el comprender que he dejado de ser...

Mi corazón dejo de latir.

SHARE

Google+ Followers