No te comas la cabeza, comete el mundo.


Suele decirse que las cosas que merecen la pena, cuestan esfuerzo y trabajo, muchas veces tu esfuerzo queda en vano, ya que no siempre dependen de ti las cosas, si no de terceras personas. Se dice que si no arriesgas no ganas, no creo que tampoco se pierda, ya que lo has intentado y es con eso con lo que te tienes que quedar. Hay momentos en los que te gustaría volver al pasado, para empezar con otro principio y probar otro final, pero los errores se convierten en experiencias con el paso del tiempo esas experiencias, en nuevas oportunidades. Aprovecha cada momento, y no te comas la cabeza, comete el mundo.


SHARE

Google+ Followers