Y mil palabras que se me graben en el corazón.

Yo también me sentí frágil cuando alguien me miro fijamente a los ojos, yo también vi mi mundo derrumbarse sobre mi espalda cuando menos fuerza tenía para sostenerlo, yo también necesito esa sonrisa para vivir, necesito mil motivos, mil abrazos que me estrujan los huesos y me quiten el pesar, mil susurro… Y mil palabras que se me graben en el corazón…Simplemente… Para sobrevivir día a día.


SHARE

Google+ Followers